“He nacido para, con Jesús, llevar almas al cielo”, Javier Conesa Carrillo

Etiquetas

La parroquia de San Pedro de Espinardo acogerá el sábado la ordenación sacerdotal de Javier, a las 11:00 horas, presidida por el Obispo de Cartagena.

Javier Conesa Carrillo será ordenado sacerdote en su parroquia, San Pedro, de la pedanía murciana de Espinardo, este sábado 15 de julio, a las 11:00 horas, en una celebración que estará presidida por el Obispo de Cartagena, Mons. José Manuel Lorca Planes.

Javier nació el 3 de enero de 1988, junto a su hermano mellizo, los menores de 6 hermanos. “Desde pequeño tenía el deseo de ayudar a las personas a encontrar a Dios y de contar lo que me transmitían mis padres; recuerdo que todas las palabras que escuchaba sobre Dios se me guardaban íntegramente en el corazón e intentaba vivirlas en lo secreto con Dios”, relata el joven. En la adolescencia entró en el Camino Neocatecumenal donde siguió su vida de fe y, como cualquier joven, sus anhelos giraban en torno a los amigos, divertirse y conocer a alguna chica. Y así ocurrió, a los 18 años inició una relación que duró dos años y medio, “pero en el fondo de mi corazón sentía el deseo de un amor más grande, de abrazar al mundo entero”.

“Poco a poco Dios fue llevándome a su intimidad”, con esas palabras cuenta Javier Conesa cómo comenzó su vocación. “Fue en una peregrinación a Lourdes y a Loreto, en el rezo diario del Rosario donde se me despertó un deseo más grande, una llamada a algo distinto de lo que estaba viviendo, algo más que no sabía descubrir, pero que mi corazón buscaba con ansia”.

Fue entonces, cuando empezó a hacer Ejercicios Espirituales de San Ignacio y a retirarse muy a menudo en silencio. Un día, en una tanda de ejercicios de ocho días, le pidió a Dios una respuesta y, al tercer día, el 2 de abril de 2008, sitió la llamada: “me decía ‘Javi, si quieres, esto que estás viviendo te lo regalo para siempre, quiero que estés conmigo siempre’. Sentía que se me abría una puerta nueva, que Dios me proponía seguirle más de cerca, ser de sus íntimos”.

Al finalizar los ejercicios, su vida había cambiado, había descubierto que había sido llamado, pero aún no sabía a qué. Durante todo ese año su vocación se fue confirmando y decidió hacer una experiencia para ver dónde lo quería el Señor. Primero fue a los Carmelitas, con quienes estuvo diez días, pero sentía que necesitaba una vida más austera, silenciosa y contemplativa. Después fue a Francia, a los Hermanos de Belén, una orden contemplativa, con quienes estuvo un mes, pero sintió “un deseo fuerte de que otros descubrieran a Dios en la intimidad, en la oración, en el silencio –cuenta el diácono–. Sentí que mi vocación era llevar almas a Jesús, a su intimidad”.

Tras estas experiencias, se dedicó por completo a terminar la carrera (Ciencias Medioamientales), sin olvidar esa llamada a la que buscaba dar respuesta. En verano hizo una experiencia en Oviedo con la comunidad de San Juan, que respondía a sus dos inquietudes: una vida de oración y una vida apostólica. Pero Javier seguía sin encontrar su sitio, lo que le hizo plantearse el ser laico consagrado y comenzó a estudiar Teología. Pero tampoco era esa su vocación, por lo que hizo una nueva experiencia con los Esclavos de la Eucaristía y María Virgen.

Fue ahí donde sintió, por primera vez, la llamada al sacerdocio. Habló con el rector del Seminario y empezó el preseminario. Y poco a poco fue descubriendo, como él mismo cuenta, que “el sacerdocio podría ser la vocación que Dios había pensado para mí, para servirle y amarle”.

“Cuando entré en el Seminario lo hice sin saber si era mi sitio. Entré porque Dios me dio pistas suficientes para entrar, pero no me confirmó nada. Y cuando entré dije: ‘yo dejo mi voluntad en la puerta y que sea lo que Dios quiera. Si no quiere que este sea mi sitio me sacará y, si no, me irá confirmando’”. Dudas y fragilidades que han desaparecido por su confianza plena en el Señor: “Cuando iba a ser ordenado diácono el rector del Seminario me preguntó que por qué pensaba yo que debía ser ordenado diácono y yo le respondí: ‘para mí lo importante no es que yo me vea, sino que la iglesia lo vea’. Al final te vas dando cuenta de que no es tu vocación, sino la vocación de Él en ti”.

Estos cuatro años de Seminario han sido para él, “cada día una prueba y una nueva llamada”. En el primer curso, al llegar el verano, Javier hizo unos ejercicios espirituales donde volvió a sentir la llamada a la vida contemplativa, y esto le hizo dudar de si había elegido bien el camino. Pero finalmente llegó a una conclusión: “No son dos llamadas contradictorias, pues el Señor me llama a ser monje por dentro y también pastor”. Por ello durante estos años ha trabajo por integrar la vida contemplativa en la vida activa, “ser sacerdote contemplativo”. Javier tiene claro que su sitio es el sacerdocio, pero viviendo esa condición desde la contemplación: “Los cinco años de vuelta por monasterios y vida religiosa me hicieron entender cómo Dios quería que fuese sacerdote: contemplativo, amigo del silencio, pobre, arraigado en la verdad, desde María, eucarístico y cercano a los más pequeños y sufridos”.

Son muchas las enseñanzas y reflexiones que se lleva de estos años de formación en el Seminario San Fulgencio de Murcia, pero sin duda, la experiencia que más le ha ayudado en todo este tiempo ha sido el contacto con los enfermos, lo que le hace reafirmarse en su vocación y tener un objetivo muy claro en su vida: “Mi vida no es para algo, es para alguien”. Ha marcado su vida y su vocación el estar con enfermos de SIDA con las Misioneras de la Caridad y el cuidado de ancianos pobres y enfermos en el Cottolengo en Albacete, “donde sentí de una forma nueva la presencia de Dios en el que sufre, y que él me esperaba ahí para ser consolado y para consolarme”. Uno de los días que Javier fue al hospital a dar la comunión a los enfermos, una mujer le miró y le dijo “Javi, para esto has nacido, para ayudarme a ir al cielo”. Una experiencia  que selló su vocación: “he nacido para, con Jesús, llevar almas al cielo”. Este joven diácono tiene claro que los enfermos y la oración son para él los dos pilares de su vocación. “Dios me grita en medio del mundo que lo visite”, asegura.

El sábado, en su ordenación, dará unos recordatorios de la misma con una frase de Santa Madre Teresa de Calcuta, que le ha acompañado durante todo el tiempo de Seminario: “Mantén la alegría de amar a Jesús en tu corazón y comparte esta alegría con todos con los que te encuentres”. El domingo 16 de julio, a las 11:00 horas, celebrará su primera misa de acción de gracias en su parroquia, San Pedro de Espinardo.

Anuncios

EUROPA

Etiquetas

Es para celebrar que la reunión en Berlín,
entre el recién elegido presidente francés, Emmanuel Macron, y la veterana
Ángela Merkel haya encontrado tanto eco. Ambos han anunciado una “hoja de ruta”
para Europa, comprometiéndose a impulsar la Unión Europea. Resulta algo
verdaderamente positivo en nuestra época, muy distinto a lo que dejaba
traslucir la filósofa María Zambrano cuando dijo en 1945:”Imposible que un
europeo hable hoy sobre Europa sin que resulte una especie de confesión y hasta
un llanto. Tratando de encontrar la esencia de eso que llamamos Europa,
buscaremos también el principio de su posible resurrección.”

Europa es un ámbito geográfico y, también,
una entidad histórica y una comunidad de cultura. El proceso histórico de
la Europa unificada comenzó en
los años cuarenta del pasado siglo y no podía ser emprendido mas que por medio
de la reconciliación entre Francia y Alemania. Entre los políticos franceses no
había, después de la guerra, un hombre que conociera Alemania tan bien como
Robert Schuman, y pocos que tuvieran una visión tan clara de los imperativos de
futuro.
   Robert Schuman y Konrad
Adenauer se entrevistaron en agosto de 1949 en Coblenza. Ambos eran conocidos
por su integridad moral. A estas dos figuras se les unió una tercera de iguales
características: Alcide de Gasperi, jefe del gobierno italiano.

El 9 de mayo de 1950, Robert Schuman,
entonces ministro de Asuntos Exteriores de Francia, invita solemnemente a las
naciones democráticas europeas a que se asocien libremente con el propósito de
edificar juntas una “comunidad de destino” sin precedentes en
la Historia. Seis países responden
a la llamada. Este día se abre un capítulo nuevo en la historia de Europa, nace
la Europa Comunitaria.
El francés Robert Schuman y el alemán Konrad Adenauer tienen abiertos procesos
de beatificación por parte de
la Iglesia
Católica.
Ambos tienen un itinerario personal y público en
total coherencia, es decir, fueron cristianos en ejercicio.

 

Dentro de la gran familia humana, Europa se
distingue en que está formada por democracias parlamentarias. Viene bien
recordar que la democracia griega negaba la igualdad de todos los hombres, se
aplicaba a una élite de nacimiento. La democracia moderna reconoce la igualdad
de naturaleza de todos los hombres, hijos de un mismo Dios, rescatados por
Cristo, sin distinción de raza, de clase, de profesión, etc. El cristianismo ha
llevado a que todos reconozcan la dignidad del trabajo humano y la primacía de
los valores interiores que son los que ennoblecen al ser humano. Estas son las
raíces cristianas de Europa y reconocer esto lo exige la memoria histórica.

 

La bandera de Europa es, como todos
sabemos, de color azul con una corona de doce estrellas. ¿Conocemos su origen?
En 1950, el Consejo de Europa convocó un concurso para diseñar su bandera
común. El artista Arsene Heitz, de Estrasburgo, fue el autor de la bandera que
resultó elegida. En aquellos momentos, él estaba leyendo la historia de las
apariciones de
la Virgen
en
la Rue du Bac,
de París.
La Virgen
se mostró a la francesa Catherine Labouré, Hija de
la Caridad, en 1830.  Es la imagen conocida como la Medalla Milagrosa.
En el reverso de dicha medalla aparece una corona de doce estrellas. Por otra
parte, en el Apocalipsis se lee: “En esto apareció un gran prodigio en el
cielo, una mujer vestida de sol y la luna debajo de sus pies, y en su cabeza,
una corona de doce estrellas.”

 

Arsene Heitz contó, años después,  que se sintió inspirado a utilizar los
símbolos de la corona de doce estrellas y el fondo azul, con los que se
representa el misterio de
la Inmaculada
Concepción.
Y lo que es verdaderamente llamativo es que la
bandera fuese aprobada por el Consejo de Europa el 8 de diciembre de 1955, día
en que se celebra
la
Inmaculada Concepción.

 

Por cierto, una sugerencia para los que
viajen a París, ciudad maravillosa: hagan un hueco y diríjanse a
la Rue du Bac, 140. Comprobarán
cómo, sin ruido, se producen oleadas continuas de peregrinos, diariamente, y
provenientes de distintos lugares del mundo. Esto sucede desde hace casi dos
siglos. Y ya que hablo de este tema, añadiré algunos datos, quizá poco
difundidos. La vidente de Lourdes, Bernadette Soubirous, llevaba al cuello
la Medalla Milagrosa
en 1858 y dijo: “
La Señora
de la gruta se me ha aparecido tal como está representada en
la Medalla Milagrosa”.
La invocación grabada en dicha medalla: “Oh, María, sin pecado concebida, rogad
por nosotros que recurrimos a Vos”, difundida por todo el mundo, suscitó el
gran movimiento de fe que condujo al Papa Pío lX, en
1854, a definir el dogma de
la Inmaculada Concepción.
Cuatro años después, en 1858, la aparición de
la Virgen en Lourdes,
confirmaba de manera inesperada la definición de Roma ya que aparecieron unas
palabras claramente en la gruta: “Yo soy
la Inmaculada
Concepción.”

 

En todas las apariciones de la Virgen hay mensajes muy
concretos para todo el pueblo. Hay personas que los aceptan, otras que los
rechazan y quienes no quieren saber nada. Ahora que Europa está invadida por un
consumismo manipulador, por un individualismo insolidario y por nacionalismos
que originaron guerras fratricidas en el siglo XX y, en medio de una
civilización que se considera muy avanzada en derechos humanos, es quizá
conveniente abrirse, siquiera un poco, a la espiritualidad para que cada ser
humano sea elevado de la pura instintividad a su plenitud como persona. Son del
Papa Francisco estas palabras:”¿Qué te ha sucedido, Europa humanista, defensora
de los derechos humanos, de la democracia y de la libertad?” Lo dijo en
presencia de los líderes europeos al recoger el premio Carlomagno que ellos le
habían otorgado.

Ver y Creer:

Etiquetas

Desde que se ingresa al “Palacio de Paz y
Reconciliación”, un edificio en forma de pirámide de concreto, acero, granito y
cristal, de 62 metros de altura, se percibe una extraña sensación de
encontrarse en un lugar que fue edificado para ser sede de algún acontecimiento
que se verá cumplido en un futuro no distante.


El gran lobby es de color negro,
totalmente negro, y el auditorio, de 1,500 asientos, es de color rojo,
totalmente rojo. Las escaleras del lobby, que son varias, están conformadas por
trece escalones cada una.


La cúspide de cristal alberga el sitio
más significativo del edificio, una enorme mesa redonda con un gran espacio
abierto al centro que comunica la luz que entra desde el vértice y que llega a
los niveles medios de la pirámide, como si se hubiese planeado que los personajes
que allí se reúnen, iluminados por el sol, con sus decisiones iluminarán, a su
vez, a los niveles inferiores. El acceso a la cúspide es mediante escaleras,
todas también de trece escalones cada una.


Este
edificio se encuentra en Kazajistán, una república de Asia Central que comparte
fronteras con Kirguistán, Uzbekistán, Turkmenistán,
Rusia y China. Es el noveno país más
grande del mundo
, se declaró independiente de la Unión Soviética en 1991
y quien fue su líder durante la dictadura soviética como
Secretario General del Partido
Comunista,
pasó a ser también su Presidente, Nursultán Nazarbáyev,
quien aunque se nombra a sí mismo “
el
Primer Presidente de la Democracia” es realidad un Dictador. La pirámide se
edificó en Astana, una ciudad totalmente nueva que no existía antes de 1997,
cuando la capital dejó de ser Almati para trasladarse a Astana, la nueva
capital con un nuevo nombre en una ciudad totalmente nueva en su trazo, avenidas
y edificios.


¿Quiénes se reúnen en la pirámide? ¿Por
qué y para qué? El antecedente
proviene de septiembre de 2003 cuando Kazajistán fue sede del Congreso de
Dirigentes de Religiones Mundiales y Tradicionales. Tras el evento, el gobierno
kazajo decidió que se repitiera el congreso cada tres años y para ello edificó
la pirámide a manera de sede permanente de encuentro de todas las religiones
del mundo bajo el argumento de llegar a la comprensión religiosa, renunciar a
la violencia y promover la fe y la igualdad. Eso es lo que se ha dicho, sin
embargo, todo evidencia que se trata de unificar las religiones en una sola
religión mundial, cosa que forzosamente implicaría la eliminación de los
rituales de cada una de ellas, la descristianización del cristianismo, en su
caso, y la supresión del sacrificio eucarístico en la Iglesia Católica.


¿Cuándo
nos hemos enterado del contenido de las reuniones que allí tienen lugar desde
2003? ¿Cuándo hemos conocido alguna declaración emanada de ese “Congreso de
Dirigentes de Religiones Mundiales y Tradicionales” y de ese
“Palacio de Paz y Reconciliación”? ¿Cuándo
hemos visto algún logro alcanzado en el respeto a la Libertad Religiosa o en el
cese de la persecución contra cristianos en Oriente? Nunca, nada.


¿Sabemos de la existencia de un líder
elegido de entre estos “dirigentes”? No. Entonces, es de esperarse que la mesa
está puesta para un líder que algún día llegará a ocupar su “sede” tras manifestarse
con gran poder, constituirse en dirigente mundial de varias naciones y máximo
líder espiritual de esa única religión desacralizada. A este líder, en las
profecías bíblicas se le llama “Impío”, “Hombre sin ley”, “Bestia” y, en las
epístolas de san Juan, de la manera más conocida: “Anticristo”.


La
pirámide alberga también
<span style="font-family:"Times New Roman";mso-fareast-font-family:"

La misión que apasiona a un joven sacerdote: “Que quienes abandonaron la Iglesia se encuentren con el Señor”

Etiquetas

David Rizo nació el año 1981 en un pequeño pueblo de Andalucía (España) de singular nombre: “Los Palacios y Villafranca”, cuyos orígenes se remontan a la época romana donde el poblado acogía a los viajeros que transitaban entre Hispalis (actual Sevilla) y el puerto de Gades (Cádiz).
 
 A la fecha, con 35 años de edad, David es párroco y tiene a su cuidado a poco más de 3.500 almas de las parroquias Nuestra Señora del Socorro (de Badolatosa) y Nuestra Señora de la Fuensanta (de Corcoya).
 
La inquietud religiosa de David Rizo se despertó pronto, gracias a su familia, profundamente cristiana”, perteneciente al Camino Neocatecumenal. Así lo informa esta semana el portal de la Arquidiócesis de Sevilla que ha publicado su testimonio… Esta educación en la fe, las oraciones en familia y el testimonio de dos “sacerdotes santos y felices”, D. Francisco García y D. Diego Pérez, dieron sus frutos y David, a los 35 años, acaba de ordenarse sacerdote.
 
En su proceso de encuentro con Dios hay un día que recuerda como “el mejor de mi vida, una experiencia maravillosa que me ha confirmado el amor profundo que Dios tiene por mí”. Asegura que ese día revivió la primera vez que entró en el Seminario y le hicieron entrega de una cruz grabada con la frase: «Sé fiel». “A partir de ese momento he procurado hacerlo en mi pobreza, con mis pecados, mis fallos y mis miedos, pero consciente de que el Señor es quien lleva adelante mi vocación. Y ha sido Dios quien ha mantenido su fidelidad conmigo, hasta hacer de mí un sacerdote, de forma que, a través de mi pobre persona, los hombres puedan alcanzar la salvación. Es algo increíble”, confiesa emocionado.
 
 
Ante su reciente nombramiento como párroco de Badolatosa y Corcoya asegura sentir una “enorme alegría, pero también una gran responsabilidad” y reconoce que es ahora cuando debe “dar gratis, lo que gratis he recibido”.
 
Pero ser sacerdote hoy no es fácil, hay que vivir disponible las 24 horas del día, los siete días de la semana, aunque David reconoce que su mayor reto “es lograr que quienes han abandonado la Iglesia se encuentren con el Señor y vuelvan. Esto sólo es posible con la gracia de Dios y a través del testimonio personal. Para ello es fundamental que Dios me ayude a mantenerme fiel a mis promesas sacerdotales, viviendo en obediencia, castidad y pobreza y teniendo como pilares las armas del cristiano: el ayuno, la oración y la caridad”.
 
Unas “armas”, dice, que no pesan, que no restan libertad, sino que la suman, y que este palaciego invita a usar a todos aquellos que sientan la llamada del Señor, porque “Él no quita nada y lo da todo”.

Estrategias de manipulación mediática

Etiquetas


Cuando estudiaba Letras, algún
profesor de lingüística trató de enseñarnos algo de la gramática generativa de Noam Chomsky. Quizás porque no logré
comprender la complejidad  del asunto,
ignoré al personaje que no me resultaba simpático. Ahora he recibido una
comunicación  con las 10 estrategias de manipulación mediática de este autor que me
han dejado perplejo,  pues tales estrategias
se están desarrollando ante nuestros ojos y cumpliendo los objetivos con toda
exactitud. Quien quiera leerla completa puede encontrarla en internet.

Desde este documento he encontrado
un libro titulado Armas silenciosas para
guerras tranquilas,
sin que conste su autor y aparecido en una
fotocopiadora desechada, que resulta altamente inquietante y que traducido al
español ha sido publicado en algunos blogs a los que se puede llegar a través
de internet.

 La primera estrategia que indica Chomsky es la
de la distracción, pues para que
exista control social hay que tener a la gente distraída y ocupada lejos de los
verdaderos problemas sociales e impedir al público que se interese por los
comportamientos esenciales. Vemos como se cumple nada más que consultando las
horas que pasamos ante el televisor viendo tonterías.

La segunda es crear problemas y después ofrecer soluciones. La gente está
agobiada con el botellón, por ejemplo, así los políticos ofrecerán resolver el
problema y la gente exigirá la solución aunque ello represente un recorte de
las libertades…o de nuestros ingresos en forma de impuestos.

La tercera estrategia es la de la gradualidad. Cualquier medida que tomen
los que nos gobiernan, si la va aplicando poco a poco, terminará por ser
aceptada, por ejemplo la reforma laboral.

La quinta es dirigirse al público como a criaturas de poca edad siguiendo
las técnicas publicitarias. Rara vez la gente reacciona contra las campañas
publicitarias que siempre acaba por seguir.

La sexta es utilizar el aspecto emocional mucho más que la reflexión. Lo
emocional abre la puerta al inconsciente donde insertar ideas y hasta inducir
comportamientos.

La séptima es mantener al público en la ignorancia y la mediocridad. Cuanto más
pobre sea la calidad de la educación más fácil será de mantener la distancia
entre las clases. No se educa para pensar y adquirir  criterios propios sino para la utilización de
técnicas y aparatos que se ofrecen para el consumo.

La octava estrategia es estimular al público a ser complaciente
con la mediocridad.
Esto hace tiempo que está funcionando pues la falta de
modales para la convivencia  salta a la
vista.

La novena sería reforzar la autoculpabilidad. Para
manejar a la gente a raya, hay que convencerlos de que si les va mal es por su
culpa

La decima es el colofón de la
manipulación: conocer a los individuos
mejor de lo que ellos mismos se conocen.
El sistema está consiguiendo un
conocimiento mejor de los individuos sobre los que puede ejercer un mayor
control.

En la obra Armas silenciosas para guerras tranquilas, pueden encontrarse todas
estas estrategias desarrolladas científicamente, utilizando los avances en la
computación de todas las variables que configuran la economía, la industria y
el comportamiento de la población (armas silenciosas) para el objetivo de tomar
el control del mundo en una guerra
tranquila.

Quizás comente en otro artículo su
tabla de estrategias: Haga esto para
conseguir esto.
La tercera dice: Atacar
el núcleo familiar para controlar le educación de la juventud.
¿Les suena
esto?

“¿Desde fuera o desde dentro?”

Etiquetas


Hay varias soflamas y panfletos que
corren al rebufo de la crisis ya desde 2011 por whatsapp e internet. En los que
detalladamente se indica qué es lo que deberían cobrar los señores diputados y
la eliminación de todo  privilegio de los parlamentarios respecto al resto
de ciudadanos. Cuando uno se detiene a analizar estos escritos advierte que responden
a los intereses de alguien que desea articular el Parlamento desde fuera.
¿Desde la calle? ¿Desde su casa? ¿Desde la mía? ¿Desde la tuya? ¡Y colocarse o
colocarnos dicen apalancadamente  y súbitamente por encima del Parlamento!
Ahora se dice “empoderarnos”. ¿Suena bien, suena naif? ¡Ojalá me suban el
salario! ¡A mí y a todos! ¡Ojalá se acabe también el paro! ¡Ojalá no quiebren,
ni cierren las empresas públicas y/o privadas, ni el sector público que los
pague! Ojalá, ¿pero los recursos no eran escasos?

A mí esto del empoderamiento y la “democracia participativa y directa” me parece peligroso, suena terrible y sabe
a rancio, pues descansa sin sostén en un gran voluntarismo político sin
fundamentos económicos alguno.

Vuelvo al Parlamento, si quieren cambiar
sus reglas hay que ganarse estar dentro del Parlamento. Desde fuera yo nunca
legitimaría nada, ni mi propia elección, ni designación, ni mi salario. Hacerlo
es infligir una herida mortal a la Democracia y a la Economía Social de Mercado,
la Social y Democrática de Derecho que tenemos. La gestión de las iniciativas
populares ya está  inventada y deben seguir los cauces de proporcionalidad
para excitar a los representantes electos. Hay mucho “loco autoabanderado” que
se arroga la representación de las gentes sin contar con las gentes y con
escaso fundamento, insisto. Yo a estos infundios no me presto, casi siempre son
ruido y esconden voluntades que no se aprecian en las banderas, ni ideas que el
autoconsiderado “líder de la calle” ondea.

Me dice un amigo,  “¿pero
no te parece genial que se rijan los diputados con los mismos derechos que los
demás españoles y que no tengan tanto privilegio? Y continúa: ¡Nunca he oído
que quieran cambiar dichos privilegios, pero sí que hay que cambiar las pensiones
de los demás españoles!”.

¡Quizá!, le respondí, ¡pero desde
dentro! Por otro lado, hay que cuidarse dentro y fuera de los desincentivos en
exceso igualitarios que generan mediocridad. La envidia y los recelos así como
los privilegios deben ser contenidos y gestionados por cada uno de los de
dentro y los de fuera. Esto no se impone sólo por una ley, el papel es lo
más  humilde que hay, soporta todo. Si cada uno, dentro y fuera, no está “almado” (armado) en valores, sucumbe. Y tras cada error y caída concreta,
dentro y fuera, hay basura, corrupción concreta, no generalizada. Quizá desde
dentro en esta legislatura que por fín arranca sí se debieran ajustar ciertos
privilegios, pero sin aguar el estímulo, ni la diferencia para querer o aspirar
a entrar y para cumplir de la mejor forma con la función de diputados.

Llama el Nuncio a ser misioneros

Etiquetas

Un llamado a que la Iglesia sea misionera y que lleve el mensaje de Dios a las periferias fue lanzado por el Nuncio Apostólico, Franco Coppola, durante su visita a Orizaba.

En presencia de misioneros de unas 50 diócesis mexicanas, aseguró que la misión es una tarea que le hace falta a la humanidad y que para la Iglesia es un desafío y reto ser misionero.

Coppola sostuvo un encuentro privado con misioneros que son catequistas, matrimonios, sacerdotes, seminaristas, mujeres solas y viudas, quienes estuvieron le compartieron su testimonio como misioneros dentro del movimiento del Camino Neocatecumenal.

De igual forma, la visita tuvo el objetivo de conocer y aprobar la experiencia de evangelización que ha sido realizada por diferentes equipos de trabajo durante una semana por diversas regiones del país.

Estas jornadas fueron llevadas a cabo tanto en la cárcel, las calles, en sitios de pobreza, marginación y en la iglesia, por parte de más de 200 integrantes del movimiento católico Camino Neocatecumenal.

“El santo padre quiere que la Iglesia sea misionera. Eso vale para el Camino Neocatecumenal como para toda la Iglesia, todas las diócesis mexicanas… toda la Iglesia tiene que ser misionera. Me gusta mucho que los neocatecúmenos tratan de desarrollar ese aspecto en su vida y sé por mis visitas en otras diócesis que hoy para la Iglesia es un desafío y reto ser misionero”, dijo en su intervención.

Cabe destacar que este movimiento católico tiene presencia en la Diócesis de Orizaba, especialmente en el Oratorio de San Felipe Neri, de donde han surgido vocaciones sacerdotales. 

Al término de este encuentro nacional del catecumenado, hubo anuncio y compromiso de nuevos ingresos como matrimonios, señoritas a los conventos o comunidades religiosas y a los seminarios, en respuesta al llamado del Nuncio para despertar el interés por la obra misionera.

“Las pensiones”

Etiquetas


Tras la aparición de la crisis y más
acusadamente  desde 2011 corren por internet soflamas que preocupan y
angustian a los pensionistas. Se hacía eco de ellas un amigo preocupado. Al que
le dije: En cuanto a lo que has oído y leído por internet, querido amigo, de
que hay que cambiar las pensiones ya porque hay riesgo inminente de impagos te
diré que, como casi siempre, lo que se oye suele estar en función de la
conveniencia de quien lo diga. ¡Quizá mi mismo comentario también lo sea! Pero
no me resisto a expresar mi reflexión.

Son múltiples los argumentos y las
perspectivas al respecto del problema económico y financiero de las pensiones:
de pensionistas, de ocupados, de parados, de jóvenes, de gobiernos del Estado,
de empresas, de sindicatos, de patronales, del resto del mundo que ha
financiado en términos netos nuestro excesivo endeudamiento público y privado,
de las compañías de seguro,…todos afectados por el envejecimiento de la
población, los hijos, la “pirámide de edad” y la ralentización de la
actividad económica y el empleo… Como veo que son así de múltiple los
enfoques del mismo problema, advierto que es necesario analizarlo bien, todos
serenamente, sin alarmismos por cada una de las conveniencias o
inconveniencias.

Mi lectura es que las pensiones no están
en absoluto en peligro hoy ni en próximo futuro. No hay que preocuparse pero sí
ocuparse. Están creo suficientemente aseguradas, pero el análisis del problema
es necesario. Sin alarmismo, porque no hay peligro ni  apremio. Lo que
hoy  hay es conveniencias ruidosas en clave de soflamas por intereses de
parte.

Permítanme una pregunta a todos y a cada
uno para centrar el tema y darle su importancia relativa: ¿Usted ordinariamente
vive y gasta cada día de lo que tiene guardado en una hucha, en un fondo de
reserva? Yo no. No tengo ni alcancía. Pero no soy ningún ejemplo, más bien un
contraejemplo que ha contribuído fabulosamente a atenuar este problema del que
nos ocupamos, perdón por la inmodestia, nuestros 8 hijos y nuestro poco ahorro
lo avalan.

Normalmente, los ahorros de la hucha se
usan excepcionalmente para  gastos corrientes y se suelen invertir para
que crezcan. ¿O es que usted no ha tirado para adelante sin nada en la hucha,
sino trabajando y ajustándose? Mucha gente y yo mismo sí. No obstante, conviene
una huchita. Dotarla y también ir prudentemente optimizando su rentabilidad con
correcta gestión financiera. El fondo de reserva se ha ido dotando
sistemáticamente por superiores cuantías de ingresos por cotizaciones que pagos
de pensiones. Lo que ha dado cobertura al pago de las pensiones ha sido el
ingreso por cotizaciones reflejo de la confianza y solidaridad
intergeneracional entre activos y pasivos (Modelos
de overlaping generations
). Y ello no descansa en la cuantía del fondo (la
hucha), sino en la actividad económica, en el empleo y en la demografía. 
Efectivamente, tras el rebufo de la crisis y el frenazo de la actividad
económica la cobertura de las pensiones lograda con las cotizaciones durante
los últimos años se ha situado sobre el 90%. Los datos para 2016 fueron sobre
117 mil M € de cotizaciones respecto a los 135 mil M € de pensiones. Claro está
que se ha requerido cubrir ese déficit bien con el fondo y/o, siempre con
prudente tacto,  con alternativas presupuestarias o financieras y con
pactos. Y se hará, no cabe duda.  Eso es lo que correctamente entiendo se
ha hecho con el fondo de reserva de las pensiones y lo que se hará mediante la
eventual reforma de las pensiones y los pactos de Toledo.

Insisto, el alcance del problema de las
pensiones está en función  del crecimiento o decrecimiento demográfico y
del crecimiento o decrecimiento de la actividad económica y del empleo, no
estrictamente en función de la hucha (fondo de reserva). Las expectativas 
de crecimiento tras la normalización política en España creo permiten relajar
los ceños fruncidos. Espero que este argumento tranquilice a las gentes ante
las “liebres cojas y dañinas” generadoras de  desconfianza que
corren por las redes sociales y por las calles alarmando.

¿”Voluntad política” y fundamento económico en las fuerzas del cambio?

Etiquetas


Antes de que el PSOE con Zapatero abriera ‘la
Caja de Pandora’, ‘generando y regalando’ con cargo a lo público derechos
espurios sin red presupuestaria, expandiendo el gasto público recurriendo a
financiación ajena sin fundamento económico, el  grado de seguridad
jurídica y la confianza mutua era nítidamente mejor. Los abusos y las malas
gestiones siempre pasan factura. Las facturas de los abusos públicos concretos
de personas concretas los pagamos también todos. El coste político y el coste
económico se hacen patentes en el cuento y en las cuentas del PP y del PSOE,
mediante el coste político en términos de pérdidas de votos y escaños y el
coste económico en euros y bienestar o sacrificio. Los datos reales y
monetarios de la economía española 2008-2011 lo contrastan. Los datos macro y
microeconómicos y la capacidad de sacrificio de los españoles durante 2011-2016
han ido mostrando con crudeza la importancia y bondad de los ajustes y de las
reformas realizadas desde el gobierno de Mariano Rajoy ganándose, por la
vía de la gestión de su política económica,  y reconquistándose  niveles de confianza que se habían perdido. Ha
sido patente que se ha relajado la nuestra prima
de riesgo
desde los 640 a los 100 puntos básicos. Cosa que se agradece por
el abaratamiento de los costes financieros de la colocación de deuda soberana. Pero
la antigua deuda y las nuevas acumuladas, ya más barata, hay que controlarla y
pagarla, no nos olvidemos que en el ámbito público estamos en el 104% del PIB,
para nuestro bien y para seguir así inspirando confianza.

Las
dicotomías son buenas referencias por ser simples y porque sirven para ordenar
las cosas de la realidad. Una vez realizado un primer orden conviene también
ahondar en algo más  complejo que es fruto de la combinación de lo simple
dentro del orden que muchas veces pueda existir realmente. Pero a veces, son
inventos huecos e irreales, fatuos . ¡Veamos realidades, veamos ejemplos!:’
blanco-negro, día-noche, niño-anciano, amarillo-azul, público-privado,
ateo-creyente, derecha-izquierda, PP-PSOE …. Podríamos seguir.  Pero
tras o dentro de estas referencias pueden aparecer o no otras realidades
combinación de aquellas: gris, alborada, crepúsculo, joven, verde, mixto o
concertado, no practicante, centro, Ciudadanos, Podemos, …. Cuando esto se
hace en el ámbito científico y técnico el resultado de la combinación es casi
tan simple y real como los conceptos primarios de los que brota pero, en
cambio, cuando nos movemos en el ámbito antropológico, social, político y
económico la cosa puede llegar a ser mucho más  compleja e incluso
insostenible cuando se desdibuja lo fundamental: el requerido servicio a la
persona y a la humanidad,  cuando se instala la pérdida del sentido
antropológico. Del servicio a la persona como axis y no a la “idea”. Así
para ‘avanzar’ en  ‘el afán de novedades’ (¿necesidades?), mediante la
política, los políticos se centran en generar nuevos ‘derechos’ ante ‘nuevas
realidades’ o ‘nuevas necesidades’. Se apela a nuevos conceptos obtenidos de la
ingeniería política y social sin recurrir a los fundamentos económicos, ni
filosóficos, ni morales o ‘éticos’ que los sostengan. Se apela a ‘la voluntad
política’ muchas veces al servicio de las correspondientes ideologías y no del
hombre, de la persona. ‘Voluntad política’ que soslaya también la vocación
renacentista, de vuelta a las fuentes clásicas, que con contumacia pasa por la
desnaturalización de antiguos y clásicos conceptos, tantas veces vitoreados y
ahora camuflados y hasta vituperados. Conceptos releídos desde la evolución de
las ideologías de izquierdas con su apego al intervencionismo público y al
socaire de la influencia de la teoría del
gender
(género). Veamos una muestra de los productos generados en los postmodernos
ordenamientos jurídicos, en los colegios y en toda la sociedad: padre – primogenitor 1, madre -primogenitor 2; matrimonios, familias, familias
extensivas; amor, sexo; hombre, mujer, gay, lesbiana, homosexual, transexual,multiplicidad
de géneros
, interrupción voluntaria
del embarazo-aborto
; eutanasia
-muerte dulce
; personalidad recibida,
personalidad adquirida y la ahora pretendidamente importante ‘la personalidad
elegida’
, los decretos de Educación
para la Ciudadanía
(EpC), las nuevas
leyes de ámbito autonómico sucesoras de los decretos fallidos sobre EpC
, auspiciadas
en estos ámbitos por ser más difícil articular la oposición a las mismas al
fracionarlas bajo la estrategia del ‘divide y vencerás’, con sus intenciones o
pretensiones fundamentadas en la teoría
del gender
, los derechos espurios
generados
al amparo de leyes sin o insuficiente dotación presupuestaria
como las que pretenden dar cobertura a la Dependencia, a la Sanidad, a la
Educación (los denominados bienes de
mérito
).

Política
y postmodernismo que veo no andan ni conducen hacia mayores cotas de confianza.
Caminan amparados en el relativismo sin aval ‘del todo vale’ y ‘nada cuesta’ y
si cuesta que otro pague. Es decir que “todos” lo paguemos. Política y
postmodernismo carísimo e insostenible. ¡Cuidado, cuidémonos! Nada es gratis,
pues los recursos son siempre escasos. Inexorable máxima. Si no hay otro que
voluntariamente pague, ¡no importa, tranquilos, aquí está el Estado con “el
bolso sin fondo”, ¡como el de Mery Poppins! que irá al ritmo del pulso de la
solemne y soberana ‘voluntad política’ rodando al alza el listón tributario, recurriendo
al recurso al endeudamiento público, a la expansión monetaria generando
inflación o alzándose contra la propiedad privada . Caminos de mutuas
desconfianzas y pugnas. Caminos tensos, lejanos al de los acuerdos logrados por
el reconocimiento de la interdependencia mutua. Mermando así las capacidades
públicas y privadas de generación de actividad económica, riqueza, ahorro,
inversión – acumulación de formación bruta de capital (f.b.k.) y, por tanto, de
empleo. Caminos aquellos que van recto y rápido a parar en empobrecimiento, en
la pobreza, hacia los precipicios que revelan la insostenibilidad de las
promesas de ‘la voluntad política’ cuando carece de fundamento económico y
prefiere la generación por doquier de derechos espurios, de desconfianza y de
inseguridad jurídica.

¡La subida de los salarios!

Etiquetas


¿Draghi y Errejón de la mano? ¡Hay que ver cómo
son las cosas! Mi padre me decía no te lances a juzgarlas. Sopésalas.
Pondéralas y fórmate opinión razonada, con sentido. Me sorprendió escuchar a I.
Errejón sentado en su escaño ‘arropándose’ en Mario Draghi presidente del Banco
Central Europeo (BCE) al haber dicho éste que los salarios en Europa debieran
subir. Que conste que me encantaría que me subieran mi salario. Mi sorpresa no
fue sólo por lo de la subida salarial, sino porque se agarrara a la opinión de
Draghi. Algo que afirmaba Errejón llevaba diciéndolo desde hace dos años. Me
sorprendieron las dos cosas. ¿Con anterioridad a esos dos años no reclamaban
Podemos e IU subidas salariales? Creo que esa reclamación es crónica, genética,
en tales filas mientras no asuman la perspectiva empresarial, mientras no sean
ellos quienes paguen esos salarios más altos. ¡Que sean siempre otros los que
procedan a pagarlos! Contrasté la verosimilitud de la opinión de Draghi y
efectivamente la afirmó, tal cual. Amparándose en que ‘ya había transcurrido
demasiado tiempo en que los salarios crecían menos que la productividad’. Me
extrañó esta manera de alongarse al mercado de trabajo del presidente del BCE,
máximo responsable de la política monetaria ¿Porqué la ‘testa’ de la Autoridad
Monetaria (A.M.) dice tal cosa? Aunque es normal ver la perspectiva
macroeconómica en los informes y discursos de la A.M.

¿Por qué entra así en
competencias que no le son propias? ¿Qué puede estar pasando aquí para que de
repente se vea el mundo económico al revés? Tratar sobre los salarios se
corresponde con políticas de Oferta y
esto le queda, por ahora, lejos a Draghi. Es cuestión de los agentes sociales,
del respectivo gobierno nacional, de la competitividad y la productividad
existente. Busco posibles justificaciones. Hay una, que creo ingenua, que
descansa en el agotamiento del margen de la política monetaria para expandir la Demanda, los tipos de interés más no
pueden bajar. Como esto no tira. ¿Qué  se le ocurre a Draghi?  Pues
nada. Que tiren otros. ¿Quiénes? Los empresarios. Y se queda tan pancho.
¿Estarán hablando Draghi y Errejón con los datos de la Economía española? No.
Ni el uno, ni el otro. La productividad en España tiene deficiencias
estructurales y ese diagnóstico de que ha crecido más que los salarios en
general no se sostiene.  Quizá sí en algunos entornos europeos y en
empresas concretas. Si así fuera aquí los empresarios españoles habrían
renunciado a maximizar sus posibles beneficios no contratando más trabajadores.
Esto no ha sido así en España.  Hemos vivido una tremenda crisis y las
pérdidas y los cierres de empresas han sido tremendas. En el mercado de
trabajo  hay instalada mucha rigidez y un exceso de oferta que colocó el
paro en el 27% aunque vamos mejorando poco a poco hasta situarmos sobre el 19%
tras los ajustes y las reformas.


La rigidez salarial a la baja ha sido y es
causa primera del paro salvo que la causa sea que las empresas no vendan por
insuficiencia de demanda, por exceso de oferta en los mercados de bienes
o  por rigidez de precios a la baja. Si los empresarios no vendieran, por
mucho que caiga los salarios los empresarios no contratarían más trabajadores.
Si así fuera, la mejor estrategia sindical es la reivindicación de mayores salarios
para los ya ocupados. Pero los parados estarían ‘condenados’. Si no se
incrementan las ventas nadie contratará más trabajadores. Esto es el paro keynesiano o de exceso de oferta generalizado en los
mercados de bienes y de trabajo
. Se trata pues de que los empresarios
vendan más. La subida salarial sólo se justificaría en sectores con incrementos
en productividad, de ahí la virtud de la
reforma laboral
apostando por la flexibilidad de convenios de empresas
respecto a los caducos e inoperativos, por rígidos, convenios colectivos por
sectores y territorio. Racionalmente, choca con la existencia de paro las
subidas salariales. Es una demanda voluntarista, un deseo mio y de los
trabajadores (oferentes) que no es factible. Porque alguien lo tiene que pagar
y ese alguién no está en condiciones, ni en el sector privado ni el público. No
aparece. Sin embargo, Draghi con su inoperante instrumento monetario mira para
otro lado y dice a los empresarios págenlo. ¿Por qué?  ¿Cómo bajaría el
paro de los 3,7 millones y del 19% si  subieran los salarios? Yo no lo
veo. Tal opción creo no tiene fundamento económico sino sólo voluntarismo
político, cosa que, por lo que se ve, parecen compartir I.Errejón y M. Draghi.
¿Preocupante coincidencia?


No obstante, un gran colega, mi amigo D. Cova,
me apunta que Draghi dice más cosas. Errejón se agarra sólo a lo que más le
interesa. Seguramente no le gustaría el discurso de más reformas de los mercados, de la racionalización
del gasto público
y de un mejor
esquema fiscal
.  ¿La subida del salario mínimo y la reducción de
impuestos pudieran ser medidas adecuadas para una economía con el instrumento
de política monetaria inoperativo por la ‘LM plana’ (esto es expresión técnica
de existencia  de trampa de la liquidez en la que estamos)? Quizá. Aunque
no acabo de verlo. ¡Quizá la subida del salario mínimo y la reducción de
impuestos tenga algún efecto positivo si no aumentara el paro, pero eso no es
posible con la subida de los salarios. El paquete, apunta mi amigo D. Cova,
debiera ser completo y muy coordinado para que sea algo efectivo. Pero insisto,
no acabo de creérmelo por descansar en el reclamo no razonado ni sostenible de
mayores pagos de salarios por las empresas y porque va de la mano de mayor
rigidez laboral. La verosimilitud de la expansión de la producción, de las
ventas y del empleo (reducción del paro) pasa por mayor flexibilidad y
competitividad en los mercados de bienes y de trabajo (en precios y salarios),
mejorar las tecnologías y la productividad, por la acumulación de capital, 
el ahorro y la inversión productiva. Si la gente que hoy no consigue trabajar,
3,7 millones de personas, se pudiera emplear con los salarios vigentes o
menores la Demanda sí podría crecer.
Los incrementos salariales son factibles si van asociados a incrementos de
productividad y ventas. En pretensión fallida queda toda política y política
económica que se olvide de esto. Espero papá sólo contribuir al debate
exponiéndolo razonadamente y sin lanzarme.